¿Cuánto deberían cobrar los altos cargos?

659537-poco-dinero-en-la-mano

La actual crisis económica y política ha puesto de manifiesto la imperiosa necesidad de altos cargos en la administración pública que sean competentes profesionalmente y que, además, sean íntegros. Por desgracia, no es fácil atraer a la esfera pública a los individuos que poseen este tipo de cualidades.

Desde este blog se ha defendido en diversas ocasiones la conveniencia de pagar salarios competitivos tanto a los funcionarios de alto nivel como a los representates políticos (Cabrales 2010, Fernandez-Villaverde y Garicano 2011). En la actualidad el presidente del Gobierno gana unos 75.000 euros, aproximadamente el doble de lo que cobra un licenciado y el triple de lo que cobra el ciudadano medio (INE 2012). Sin embargo, su salario supone siete veces menos de lo que ganan los miembros de los consejos de administración de las empresas del IBEX 35 (CNMV 2012). En comparación con otros mandatarios internacionales, el presidente del gobierno español es uno de los que menos gana tanto en términos nominales como en relación al salario medio de la población (Economist 2010), y su salario es incluso inferior al que reciben muchos altos funcionarios de la Unión Europea. Tampoco salen mejor parados nuestros parlamentarios, quizás los peor pagados de los países de nuestro entorno (Economist 2012), ni los directores y gerentes de la administración pública, cuyo salario, al contrario de lo que sucede con el resto de empleados públicos, es inferior al salario recibido por sus homólogos del sector privado (INE 2012).

Resto del artículo:

http://www.fedeablogs.net/economia/?p=28524