Ampliación de la jornada laboral en Ayuntamientos según RDL 20/2011. Sentencia.

La sección sindical de ERNE me ha pasado esta sentencia:

CONFLICTO COLECTIVO. CORPORACIÓN LOCAL. Jornada laboral. Nulidad de la decisión de ampliación de la jornada del personal laboral municipal a 37,5 horas semanales, debiéndose abonar a los trabajadores como horas extraordinarias las 2,5 horas semanales de exceso realizadas. La decisión de ampliación de jornada se fundó en la exposición de motivos y en el artículo 2 del RDL 20/2011, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público, sin embargo la exposición de motivos carece de efecto normativo vinculante, debiendo acudirse a lo allí dispuesto solo a los meros efectos interpretativos. En cuanto al artículo 2 éste establece que las corporaciones locales constituyen sector público tan solo a efectos de las retribuciones de personal, que no es el caso. Por lo que, el concepto de sector público no es único para todas las materias del RDL 20/2011, y, en concreto, en lo relacionado con la reordenación del tiempo de trabajo se establece para el sector público estatal, por lo que se excluye a los organismos locales y a las comunidades autónomas.

 

Por otro lado, el RDL es un anteproyecto de ley, que carece de efecto jurídico, pero, aun así, la Ley 2/2012 PGE, en la que se convirtió, ofrece la misma solución. Por tanto, la jornada deberá someterse al proceso negociador con la representación legal de los trabajadores y al no haberlo hecho la decisión es nula.

Texto completo de la sentencia:

La ampliación de la jornada a 375 horas semanales no es a

2 pensamientos en “Ampliación de la jornada laboral en Ayuntamientos según RDL 20/2011. Sentencia.

  1. Evidentemente la ampliación de la jornada a las 37,5 horas en virtud del RDL 20/2011 era más que discutible, pues se refería a la Administración del Estado, con lo que extender su aplicación a la Administración local es más que dudoso, por mucho que pueda haber argumentos para hacerlo (supletoriedad de la jornada del estado…)

    RDL 20/2011:
    Artículo 4. Reordenación del tiempo de trabajo de los empleados públicos.

    A partir del 1 de enero de 2012, y para el conjunto del sector público estatal, la jornada ordinaria de trabajo tendrá un promedio semanal no inferior a las 37 horas y 30 minutos.

    En ese sentido la ampliación de la jornada que hizo el Ayuntamiento a partir del 1/06/2012 era cuestionable.

    Lo que es un dislate es extender el argumento de la Sentencia respecto del RDL 20/2011 a la Ley 2/2012 de Presupuestos, cuya entrada en vigor sería el 1/07/2012 (y no el 1/6/2012).

    Textualmente la Sentencia dice:

    TERCERO.- En segundo lugar, funda la demandada su decisión, en la carta remitida a los

    trabajadores, en la aplicación de un anteproyecto de ley, que sin embargo carece de efecto jurídico

    mientras no se convierta en ley.

    No obstante, dado que a la fecha actual el anteproyecto se ha convertido en ley, la Ley 2/12 de

    Presupuestos Generales del Estado para 2012, de 29 de junio, la regulación en la misma de esta

    concreta materia, es decir de la jornada de 37,5 horas semanales en el sector público, ofrece la

    misma solución que el R.D.L. 20/11 pues su disposición Adicional 71a expresa las entidades que a

    los efectos de dicha jornada conforman el sector público, sin incluir en ellas a las corporaciones

    locales.

    Es que el Juez no se ha leído la Ley?????? La DA71 establece:

    DISPOSICIÓN ADICIONAL SEPTUAGÉSIMA PRIMERA. Jornada general del trabajo en el Sector Público.

    Uno. A partir de la entrada en vigor de esta Ley, la jornada general de trabajo del personal del Sector Público no podrá ser inferior a treinta y siete horas y media semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo anual.

    A estos efectos conforman el Sector Público:

    a. La Administración General del Estado, las Administraciones de las Comunidades Autónomas y las Entidades que integran la Administración Local.

    (…)

    f. Las sociedades mercantiles en cuyo capital social la participación, directa o indirecta, de entidades de las mencionadas en las letras a) a e) del presente apartado sea superior al 50 %.

  2. En efecto, la norma recurrida sigue este criterio distintivo en sus efectos cuando en el artículo 4, dedicado específicamente al objeto de este litigio, es decir a la reordenación del tiempo de trabajo de los empleados públicos, estableciendo una jornada de 37,5 horas semanales, al expresar que será aplicable al sector público estatal, del que no forman parte las corporaciones locales. El empleo del vocablo estatal introduce el criterio diferenciador con lo establecido en el artículo 2. Queda pues claro que la norma, para las retribuciones, es de aplicación al sector público, sin adjetivos y con expresa indicación de las entidades que lo componen, con inclusión de las locales, lo que se hacía preciso ante la generalidad del término “sector público”. No así en el artículo 4, dedicado a la jornada, que se limita a aplicarlo al sector público estatal, sin necesidad de precisar qué entidades lo componen, pues el adjetivo estatal ya excluye a los organismos locales y a las comunidades autónomas.

Los comentarios están cerrados.