Complemento de penosidad por ruido

No tiene derecho a percibirlo, pues la parte de la jornada en la que el ruido es superior a 80 decibelios se reducía con la utilización de los cascos protectores que le facilitaba la empresa. Reclamación realizada sobre lo que prevé y dispone el Convenio Colectivo de aplicación, sin que en el proceso se haya cuestionado en ningún momento que la empresa haya actuado o dejado de emplear todos los medios exigidos por la normativa reguladora de esa prevención de riesgos laborales. DOCTRINA DEL TJUE. La sentencia de 19 de mayo de 2011 del TJUE en los asuntos C-256/10 Y C-261/10 no permite una alteración de la doctrina del Supremo sobre el particular. El Tribunal Europeo establece que solo por el hecho de estar sujeto un trabajador a un determinado nivel de ruido no tiene derecho a percibir un complemento salarial por ello, atajando el efecto pernicioso que a nivel de prevención puede suponer que los trabajadores puedan conformarse con un incremento salarial en lugar de exigir las medias adecuadas para proteger su salud, contraviniendo la finalidad de la Directiva 2003/10 CE. Aunque no afecta a la reclamación del caso de autos.

Tribunal Supremo, Sala Cuarta, de lo Social, Sentencia de 30 Nov. 2011, rec. 2743/2010

 

http://laleydigitalespecializadas.laley.es/Content/Documento.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAO29B2AcSZYlJi9tynt/SvVK1+B0oQiAYBMk2JBAEOzBiM3mkuwdaUcjKasqgcplVmVdZhZAzO2dvPfee++999577733ujudTif33/8/XGZkAWz2zkrayZ4hgKrIHz9+fB8/IorZ7LPvfLWzs7O/v//pzv37v/Ayr5uiWn62t7NLz70dfFCcXz+tpm+uV/ln51nZ5L9wkbVtXn/2PJtUdVbqn79Xfv3ZF8dvTl+dHf8/QLGjolYAAAA=WKE