Supresión complementos de baja en GV

http://www.deia.com/2011/12/14/economia/pse-y-pp-recortan-un-25-el-sueldo-de-los-funcionarios-que-cojan-la-baja

Deia: Los funcionarios vascos no se librarán de un buen tijeretazo el año que viene. PSE y PP sellaron ayer una enmienda a los presupuestos para aplicar el año que viene la mayoría de los recortes anunciados hace tres semanas, incluida la supresión de los complementos por enfermedad común, lo que supone que los empleados públicos que cojan una baja percibirán un máximo del 75% de su sueldo. El propio PSE había renunciado a aplicar esta medida ante la oposición unánime de los sindicatos y, de hecho, no figuraba en su enmienda original sobre los recortes, pero decidió colarla a última hora en la comisión parlamentaria de ayer con el apoyo del PP.

Los más de 66.000 trabajadores de la administración de la CAV siguen siendo el blanco principal de las urgencias presupuestarias del Gobierno vasco, que calcula podrá ahorrarse cien millones con los ajustes planteados, divididos en cinco medidas fundamentales. Por un lado, la enmienda firmada ayer por PSE y PP plantea la congelación salarial para 2012, así como la supresión de las primas por jubilación anticipada. La tercera medida supone el fin del contrato de relevo, lo que pone una gran barrera a la contratación de nuevos empleados. Asimismo, quedarán suspendidos salvo excepciones los permisos horarios que den derecho a modificaciones de jornada sin disminución de retribuciones.

Como quinto punto, PSE y PP ponen fin a los complementos que perciben los funcionarios que se acogen a una baja laboral. La retribución actual es del cien por cien, ya que la administración se encarga de abonar lo que no paga la Seguridad Social, aproximadamente un 25%. De esta forma, y a falta de que el tijeretazo sea ratificado en el pleno del día 23 en el que se aprobarán los Presupuestos, los funcionarios del Gobierno vasco que pidan la baja por enfermedad solo percibirán el año que viene lo que paga la Seguridad Social -entre el 65 y el 75% de su sueldo a partir del tercer día de baja-, excepto en casos de accidente laboral, en que los complementos se mantienen.

rechazo unánime Hace tres semanas Lakua tanteó a la opinión pública lanzando un globo sonda en forma de paquete de ajustes para sus funcionarios que, en principio, debía ser discutido con los sindicatos. El rechazo de las centrales sindicales fue unánime, incluidas las sectoriales -los recortes afectarán a la administración de Lakua, a Justicia, Educación, Interior y Osakidetza-, lo que hizo que el PSE reculase en algunos puntos como la supresión de los complementos por baja, que perjudica a todos los funcionarios. Según fuentes del PNV, el PSE había dejado claro a los partidos que la supresión de estos complementos finalmente no entraría en el plan de ajuste.

Sin embargo, en la comisión parlamentaria de ayer, PSE y PP presentaron una enmienda conjunta con la mayoría de recortes planteados antes y en cuyo último párrafo, introducido ayer mismo, figura la suspensión de la aplicación de los artículos y cláusulas que regulan estos complementos. Esta no es una cuestión menor, sino que responde a la necesidad del Gobierno vasco de reducir el gasto para cumplir con sus objetivos presupuestarios. El Ejecutivo calcula que completar el sueldo a sus funcionarios de baja le ha supuesto un gasto de más de 43 millones hasta octubre, casi la mitad de lo que se pretende ahorrar con los recortes.

El parlamentario del PNV Ricardo Gatzagaetxebarria reprochó a PSE y PP que aprueben estas medidas “de tapadillo, en el último momento y sin diálogo con la parte social” al introducirlas sin tener en cuenta a la Mesa de la Función Pública.