Pruebas físicas Policia

Ejercicio 1. Pruebas físicas. Primera, resistencia aeróbica de 2.750 metros y segunda, un circuito de velocidad, agilidad, fuerza y equilibrio. Ambas se miden en tiempos.

 Forma de corrección:

Puntuación mínima: 1 punto. El valor mínimo es común para todas las personas aspirantes, se entiende que es el equivalente al mínimo necesario para el correcto desempeño del puesto, el nivel mínimo aceptable en esa competencia. Se calcula aumentando en un 20% el tiempo medio de todas las personas participantes, independientemente de cualquier otra condición.

La puntuación 5 se calcula diferenciada por sexos. El 5 es el valor medio de cada sexo, el resto es proporcional.

 Resultados:

– un 95% de hombres superan la primera prueba frente a un 60% de mujeres.

– Las mujeres que superan el mínimo tiene, a igual marca de tiempo, mejor nota.

 Se acusa a este sistema de atentar contra la ley de igualdad, en concreto de “discriminación indirecta”:

 La Ley 4/2005, de 18 de febrero , para la Igualdad de Mujeres y Hombres, establece al respecto, en su artículo 3

 1. Igualdad de trato.

Se prohíbe toda discriminación basada en el sexo de las personas, tanto directa como indirecta y cualquiera que sea la forma utilizada para ello.

 A los efectos de esta Ley:

a. Existirá discriminación directa cuando una persona sea, haya sido o pudiera ser tratada de manera menos favorable que otra en situación análoga por razón de su sexo o de circunstancias directamente relacionadas con el sexo, como el embarazo o la maternidad. Sin perjuicio de su tipificación como delito, el acoso sexista en el trabajo tiene la consideración de discriminación directa por razón de sexo.

b. Existirá discriminación indirecta cuando un acto jurídico, criterio o práctica aparentemente neutra perjudique a una proporción sustancialmente mayor de miembros de un mismo sexo, salvo que dicho acto jurídico, criterio o práctica resulte  adecuada y necesaria y pueda justificarse con criterios objetivos que no estén relacionados con el sexo.

 c. No se considerarán constitutivas de discriminación por razón de sexo las medidas que, aunque planteen un tratamiento diferente para las mujeres y los hombres, tienen una justificación objetiva y razonable, entre las que se incluyen aquellas que se fundamentan en la acción positiva para las mujeres, en la necesidad de una protección especial de los sexos por motivos biológicos, o en la promoción de la incorporación de los hombres al trabajo doméstico y de cuidado de las personas.

Polémica: http://www.elcorreo.com/alava/hemeroteca/index.php?action=newSearch&format=noticias&query=ope+polic%EDa

¿Comentarios?